Las Salinas

las salinas de cabo de gataDatos de interés:

Las Salinas es una albufera natural que se aisló del mar hace unos 3000 años a partir del crecimiento de una flecha de arena al cerrarse la bahía. A partir de entonces se cree que ya los Fenicios empezaron a explotar las salinas.

En la época reciente, buscando mejorar el rendimiento, se introdujeron algunos cambios como situar los motores de bombeo de agua de mar donde empieza la sierra, cerca de la Fabriquilla, para evitar introducir arena en los charcones. El agua hace, de esta manera, un recorrido muy extraño desde la Fabriquilla al Cabo de Gata y luego vuelve a la Almadraba, dando de nuevo un giro hasta el lugar de recolección.

Las Salinas son un lugar interesante para las aves migratorias, identificándose mas de 80 especies de aves. Alrededor de las Salinas hay 5 observatorios. La zona mas desconocida e intere sante es la que las recorre por el interior, en la falda de la sierra.

las salinas de cabo de gata-nijarEl cloruro sódico, o sal común, la única roca comestible, ha sido a lo largo de la historia un producto fundamental en la economía mundial. No en vano la palabra “salario” nos recuerda que alguna vez se pagó con sal.
Hacer una buena sal es como hacer un buen vino, y el único utensible del salinero es un densímetro con el que va comprobando la densidad del agua.

Aparte de sal, el agua de mar, tiene otras muchas sustancias como yesos, si no se trasvasa el agua en el momento apropiado se te puede amargar la sal. Actualmente la sal se sigue consumiendo aunque ahora somos mas conscientes de los problemas del exceso para la salud. Se han inventado nuevos métodos de conservación de la comida lo que hace menos necesaria la sal. En la industria química la sal sigue teniendo bastante importancia para la elaboración de muchos productos.

Actualmente este lugar está en declive, la sal a dejado de ser el producto clave que fue antaño y de los cientos de trabajadores que tenían estas salinas apenas quedan dos.

la almadrava de monteleda de cabo de gataLA ALMADRAVA DE MONTELEVA

“Almadrava” es una palabra árabe que significa “cerco” y hace alusión a la pesca de cerco de los atunes que se practicaba aquí. La Almadrava de Monteleva es un pequeño barrio que durante un tiempo acogió a los trabajadores de las salinas.

l inconveniente de este lugar, bajo mi punto de vista, es la carretera que actúa como un muro de continuos coches entre el pueblo y el mar. Este problema es de difícil solución puesto las casas se han ido adaptando al estrecho lugar que hay entre el mar y las salinas.

Sobresale entre las casitas bajas y las montañas de sal una curiosa iglesia de principios del S.XX, con la sierra al fondo da al paisaje un toque de película antigua y las cámaras de fotos de los viajeros se ven atraídas como un imán a hacia esta iglesia.

la fabriquilla de cabo de gataLA FABRIQUILLA

En la falda de la Sierra de Cabo de Gata se encuentra el barrio de la Fabriquilla, con unas pocas viviendas, su nombre le viene de una antigua fabrica que trataba el plomo de las minas cercanas.

las salinas en barcoComo último núcleo urbano antes de la Sierra este lugar es elegido para la salida de muchas de las empresas de actividades náuticas, Kayak y paseos en barco.

Al final de este pueblo está el bar de “La Estrella” famoso por sus paellas, Antonio y su familia, gente sencilla y amable te atenderán de maravilla.

Curiosidades:

Cuando éramos niños utilizábamos los caramoños como cebo para pescar, así es como llamábamos a los pequeños camarones. Los cogíamos en las compuertas que separaban los charcones. Estaba prohibido y lo sabíamos, así que mas de una vez tuvimos que salir corriendo con el guarda detrás persiguiéndonos. Y esto niños, es lo que no hay que hacer.

Mucha gente añora aquellos tiempos en los que se podía hacer lo que uno quisiera, cazar, pescar, coger lapas. No había nada prohibido y si lo había tampoco importaba mucho, éramos muy pocos habitantes por lo que el daño que podíamos hacer al medio era mínimo. Ahora es Parque y ya no se pueden hacer estas cosas. El Cabo de Gata ha dejado de ser un lugar perdido en el mundo para convertirse en un destino que visitan y aprecian cientos de miles de personas.

Fuimos afortunados de criarnos salvajes y libres pero ahora tenemos que ser conscientes que la presión humana es mucho mayor y las normas de conservación tienen que ser mas estrictas. Ahora sabemos lo que tenemos, somos mas conscientes de la riqueza del ecosistema y esto nos proporciona una nueva visión del entorno.

Enlaces de interés:

Las gentes de la sal, documental sobre antiguos salineros de la Almadrava

Leave a Reply

Your email address will not be published.